Nuestro ADN

Viaja en coche eléctrico

Hoteles y actividades para turistas responsables.

Apostando por la sostenibilidad para conservar el plantea y crear un mejor futuro para las próximas generaciones.

Recuperando el placer de viajar sin prisas, disfrutando de la riqueza que supone la diversidad y de los pequeños placeres de la vida.

Disfrutando de la experiencia de conducir, que hace que llegar al destino sea casi tan divertido como el propio destino.

Cuando viajamos, nuestra actitud y nuestra conciencia con el entorno pueden marcar la diferencia en el futuro de los destinos turísticos. Viajar en coche eléctrico impulsa las prácticas turísticas respetuosas, ayuda a la reducción de las emisiones de carbono y contaminación sonora y a mantener equilibrio de la huella ecológica derivada de la actividad turística, reduciendo la contaminación.

Viajar deteniéndose, para descubrir la riqueza de la diversidad que nos brinda nuestra tierra. Recargar la mente.

Regarga tu coche y tu mente

Nuestras rutas recuperan el placer de vivir sin prisas, disfrutando de la riqueza que supone la diversidad y de los pequeños placeres de la vida.

Admirar el paisaje, detenerse para disfrutar del momento, de una forma libre y relajada, sin mirar constantemente el reloj, no la pantalla del móvil. Disfrutar de una buena comida local, sin prisa. Pasear tranquilamente por las calles, entrar en las tiendas típicas, curiosear, y conversar con la comunidad local.

Detente en el camino para descubrir la riqueza de la diversidad que nos brinda el destino. Recarga tu mente y disfruta del momento mientras recargas el coche.

¡Hazte usuario del vehículo eléctrico!

Con las opciones de carga en el hogar y un número creciente de estaciones de recarga públicas, conducir un automóvil eléctrico puede ser incluso más conveniente que conducir automóviles a gasolina.

Los coches eléctricos tienen una autonomía adecuada al recorrido del 80 al 95 % de la población (<100 km/día) y con la rápida evolución de las baterías (300-400 km en 2018) y una red de recarga rápida, para la mayoría de los desplazamientos.

Conducir un vehículo eléctrico ayuda al planeta y, en última instancia, ayuda a las generaciones futuras.

95%

En la actualidad, los automóviles eléctricos producen un 54% menos de contaminación de carbono (de por vida) que los autos a gasolina.

54%

Los vehículos eléctricos generalmente producen emisiones de escape mucho más bajas que los que funcionan con gas.

Viajar en coche eléctrico hace que llegar al destino sea casi tan divertido como el propio destino.

Viajes únicos e irrepetibles

por el placer de conducir